Fiesta de graduación 2015

Como no podía ser de otro modo para finalizar el curso 2014-2015, aquí tenemos nuestra fiesta de Graduación de nuestros chicos mayores!!

Se nos hace un pequeño nudo en el estómago a todo el equipo que formamos Pippiu cuando llega la fiesta de final de curso. Eso significa que nuestros príncipes y princesas se nos han hecho mayores y ya nos dicen adiós. Tienen que dejar el nido y echar a volar. Aunque por otro lado sentimos una inmensa alegría de verles tan felices durante estos tres años en nuestra escuela y saber que vayan donde vayan, siempre llevarán un poquito de Pippiu en sus corazones.

De este modo, entre tanto sentimiento y emociones a flor de piel, dimos comienzo con nuestra fiesta. Todos estábamos guapísimos para la ocasión, las niñas con sus falditas azules, que con tanta ilusión nos había hecho nuestra modista y los niños con nuestro chaleco y pajarita. Una vez que todos estuvimos preparados, salimos en un tren precioso para llegar hasta el escenario y comenzar con nuestra fiesta.

Lo primero de todo saludamos con nuestra canción en inglés, y dimos una gran sorpresa a nuestros papis y abuelos recitando una linda poesía que habíamos aprendido a lo largo del curso. Después comenzamos con nuestras canciones en inglés y nuestros bailes llenos de gestos y movimiento.

Nos encantó tambien bailar en parejas con nuestros amigos, dándolo todo para que quedara lo más bonito posible, y creo que lo conseguimos, pues nuestras familias estaban encantadas con nuestra actuación.

Otra de las sorpresas con la que no contaban los papis y hermanos fue cuando pedimos su colaboración para salir a bailar con nosotros un baile muy divertido. Cada niño estuvo acompañado por lo menos por un miembro de su familia y fue una actuación estelar para todos.

Al finalizar nuestras actuaciones comenzamos con la ceremonía de graduación. Este es un acto muy importante, es el momento en el que  nos ponen a cada uno nuestra banda y birrete, nombrándonos en alto acompañado de un fuerte aplauso de todos los presentes.

Aquí todos estamos un poco nerviosos y con cierta vergüencilla para salir cuando nos nombran. De hecho nos vamos a quedar con el recuerdo y la lección que siempre los niños sabemos dar y en este caso el momento más tierno y emotivo lo puso un amigo, cuando al nombrar a un compañero y ver que le daba apuro salir, se brindó a darle la mano y acompañarlo para que pudiera graduarse como todos.

 

Y con gran ilusión tras finalizar el acto, tuvimos un almuerzo de zumos, chuches y gusanitos, para celebrarlo por todo lo alto, como a los niños nos encanta celebrar las cosas.

Disfrutamos todos juntos, mientras los papas y las profes, charlaban emocionados de vernos como nos habíamos hecho mayores y hablaban unos y otros de lo orgullosos que estaban de nosotros y lo mucho que nos ibamos a echar todos de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *